Santa Hortensia, 1-B - Teléfono: 91 548 95 80     caritasmadrid@caritasmadrid.org

Formación Básica Institucional en la parroquia de San Jerónimo el Real

Participaron de 27 personas: 21 voluntarios de Cáritas parroquial y seis personas más interesadas en la labor que se realiza.


Cáritas Madrid. 13 de marzo de 2018.- Durante tres días, en la parroquia de San Jerónimo el Real, perteneciente a la Vicaría III, tuvo lugar un curso de Formación Básica Institucional.


María Jesús, persona de apoyo de Cáritas Vicaría III, fue la encargada de la organización del curso, tras la petición del mismo por parte de José Luis Bravo, párroco de Cáritas de San Jerónimo el Real y responsable de Cáritas en la misma iglesia, concienciado de la importancia de la formación continua para ejercer el voluntariado de Cáritas.


Las jornadas tuvieron una gran acogida contando con la participación de 27 personas: 21 voluntarios de Cáritas parroquial y seis personas interesadas en la labor de Cáritas Madrid.


La primera sesión trató sobre “Pobreza y desigualdad”, tema desarrollado por Raúl Flores, miembro de Cáritas Española y uno de los participantes del informe FOESSA, quien mostró a través del citado documento, como la crisis de estos diez últimos años ha castigado, principalmente y más duramente, a las personas más desfavorecidas, creciendo así la brecha y la desigualdad social. Durante el año pasado, mientras que el 70% de los hogares no estaban notando la recuperación económica, esta cifra se elevaba al 90% en el caso de los hogares bajo el umbral de la pobreza. Este es uno de los datos más significativos recogidos en el último informe FOESA, de 2017, sobre exclusión social y desarrollo social en España.

(http://www.foessa.es/publicaciones_compra.aspx?Id=5500&Idioma=1&Diocesis=42)


Sobre “Prejuicios y voluntariado” versó la segunda jornada, con Ainhoa García, trabajadora Social de ACCEM (Asociación Comisión Católica Española de Migraciones) en el Centro de acogida de inmigrantes Valdelatas. Ainhoa explicó la fragilidad de traspasar la línea del prejuicio en el desarrollo del voluntariado, no sólo en cuanto a clasificación de un grupo social específico, sino también en caer en el error, por rutina en la labor, de equiparar un caso con otro anterior cuando las circunstancias de cada uno son siempre singulares y requieren del máximo esfuerzo para alcanzar la ayuda más adecuada en cada caso.


El último día, Fernando Díaz acercó el trabajo del voluntario de Cáritas. Con el lema “Cáritas, un estilo de vida”, hizo hincapié en la atención hacia la persona que acude a Cáritas como un hermano nuestro, hijo de Dios y hermano en Cristo, y en la importancia, por tanto, del modo en que se debe acoger al prójimo, desde la perspectiva del Evangelio y de la Doctrina Social de la Iglesia.


Tras la intervención de Fernando Díaz, María Jesús explicó la organización de Cáritas Madrid, las áreas y ámbitos en los que se trabaja, tanto con personas en situación de vulnerabilidad social como en situación de riesgo y exclusión social.

 

Pobreza y desigualdad, prejuicios y voluntariado… temas a conocer bien y a tener muy presentes para la adecuada atención de los que acuden pidiendo ayuda, porque así es Cáritas, un estilo de vida.